lunes, 5 junio, 2023 ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎

El concejal de Deportes del Ayuntamiento de Cádiz, Adrián Martínez de Pinillos, mantendrá a partir de este jueves, 6 de septiembre, una ronda de reuniones con los clubes usuarios de las instalaciones deportivas municipales para analizar con ellos la aplicación de los nuevos criterios “absolutamente objetivos y proporcionados” para la cesión de las instalaciones deportivas de titularidad municipal para la temporada 2018/2019.
Martínez de Pinillos ha explicado que el objetivo de estos encuentros es que todos los clubes conozcan los criterios que se aplican, las horas de las que dispondrá cada club usuario y también para recibir las propuestas que puedan realizarse a la hora de solventar posibles deficiencias.
Así, a las 17.00 horas del jueves mantendrá una primera reunión con Cádiz Club de Baloncesto Gades, el Club de Baloncesto Ciudad de Cádiz, el Club Gimnasia Rítmica Kandela y Cádiz Fútbol Sala Virgili. El concejal se ha comprometido a mantener un segundo encuentro con el Club Natación Cádiz, el Club Natación Bahía de Cádiz, el Club Triatlón Costa de la Luz y el Club Tri Olimpo Cádiz.
Cabe señalar que, pese a que se han mostrado críticos con el reparto, la mayor parte de estos clubes han aumentado el número de horas disponibles respecto a la temporada anterior. Así, el Cádiz Club de Baloncesto Gades tiene seis horas menos que en la temporada 2017/2018, mientras que el Club de Baloncesto Ciudad de Cádiz cuenta con siete más, el Club Gimnasia Rítmica Candela dispone de tres horas y media más y Cádiz Fútbol Sala Virgili aumenta su cupo en seis horas.
Martínez de Pinillos ha recordado que el Instituto Municipal de Deportes (IMD) viene realizando desde 2015 una tarea de objetivación de los procesos y procedimientos de concesión de subvenciones, tanto pecuniarias como en especie, centrándose en gestionar tanto los recursos materiales (instalaciones) como económicos, que el Ayuntamiento pone a disposición de los ciudadanos y visitantes de Cádiz “de forma objetiva y no discriminatoria para ninguna modalidad deportiva”.
Este proceso de “transformación de lo subjetivo a objetivo” se inició con la modificación del modelo de asignación de subvenciones pecuniarias al deporte federado y al asociacionismo deportivo de la ciudad, aprobándose en el Consejo Rector del IMD la adopción de un sistema de concurrencia competitiva. Se continuó con la no sujeción a tasas de la cesión de las instalaciones a las entidades deportivas en la ordenanza fiscal de 2016, y se ha culminado este año con la cesión de horas de entrenamiento en las instalaciones deportivas “en virtud de la puntuación obtenida por las distintas entidades que lo han solicitado en la convocatoria de subvenciones del IMD de 2017”.
Se trata, por tanto, de un criterio “absolutamente objetivo, puesto que al estar exentas de tasas, estas cesiones tienen el carácter de subvención en especie, con criterios de baremación adaptados a la realidad del deporte federado de la ciudad y al que pueden concurrir todas las entidades en igualdad de oportunidades”.
Este reparto “objetivo y proporcionado” ha supuesto una cesión de un menor número de horas de entrenamiento a algunas entidades, pero estas horas han correspondido a otras entidades deportivas que “tienen el mismo derecho de realizar la práctica deportiva en las instalaciones municipales”.
Si cada vez hay más entidades deportivas, o esas necesitan más horas de cesión de espacios y las instalaciones no se aumentan proporcionalmente, “obviamente, será imposible reducir ese déficit y será necesario un ejercicio de solidaridad, espíritu deportivo y fair play por parte del deporte federado de la ciudad para satisfacer la demanda de instalaciones deportivas”.
Cabe señalar que con la cesión de instalaciones deportivas municipales para la temporada 2018/2019, la disposición de usos ha quedado repartida del siguiente modo en horario de tarde de lunes a viernes: el 80 por ciento de las horas han sido asignadas a entidades federadas, superando el 90 por ciento en instalaciones como el Complejo Ciudad de Cádiz; el 14 por ciento para entidades de interés social; el 5 por ciento de las horas se han asignado a personas físicas y jurídicas y el uno por ciento para alquileres ocasionales, siendo del cero por ciento en algunas instalaciones.